que-es-el-padelLos orígenes del pádel son tan dinámicos como su futuro. Los historiadores han situado sus inicios en los barcos ingleses del siglo XIX, donde los marinos pasaban su tiempo libre jugando, para desplazarse luego hasta los parques municipales de Nueva York, donde era conocido como ‘paddle tennis’. Con el paso del tiempo el juego fue evolucionando, se valló el recinto de la pista para evitar que salieran las pelotas y se comenzó a jugar en parejas.

Los pasos hacia lo que conocemos como pádel en nuestros días los dio el mejicano Enrique Corcuera en los años 60. Modificó un frontón de su propiedad en Acapulco al cerrarlo con una valla metálica, añadir una red que separara el campo en dos y levantar una pared opuesta que rondaba los tres metros de alto. Era el paso definitivo hacia el éxito de este deporte.

Otro de los nombres importantes para comprender la expansión del pádel es el de Alfonso de Hohenlohe, amigo de Enrique Corcuera, y el encargado de construir la primera pista en España. El lugar elegido fue el exclusivo Marbella Club. Desde su llegada, este deporte ha contado con el apoyo de grandes personalidades, con Manolo Santana a la cabeza, que se encargó de promocionarlo en toda la costa del sol. Desde entonces, las pistas de pádel han salpicado cada rincón del territorio español.

En 1991 nace la Federación Internacional de Pádel y el Consejo Superior de Deportes reconoce el pádel como modalidad deportiva en 1993. La expansión de ese deporte es imparable desde entonces con países como Francia, Austria, Gran Bretaña o Bélgica sumándose a la fiebre por el pádel.