Las cifras del pádel

volumen_negocio

Un 10,4% de la población española entre 18 y 65 años juega al pádel. Pero la mayoría de ellos son ajenos al volumen de negocio que mueve este deporte que ya hace años que se convirtió en una gran industria que da trabajo a más de 40.000 personas entre empleos directos e indirectos. Un mundo en el que cada brazo está directamente interconectado con los otros para crear un universo propio y exitoso.

Como bien se ha encargado de señalar Miguel Medina, presidente de la Federación Española de Pádel, en una entrevista concedida a PadelSpain “Las perspectivas no pueden ser más halagüeñas, ahora que se empieza a comprobar como algunos países europeos se quieren incorporar a la fiebre del pádel. Precisamente por esa razón es absolutamente necesario que exista un punto de encuentro. Hasta ahora no existía, ahora que parece que lo tenemos vamos a trabajar todos para darle un buen empujón”. Los números del pádel nacional avalan la expansión internacional.

La industria textil ligada al pádel, tanto de materiales duros, palas, como blandos, ropa, calzado, complementos y accesorios, ha tenido un volumen de negocio de 170.000.000 euros durante el 2014. Una cifra considerable que sirve de base para un futuro esperanzador. Pero no es la única. Con más de 400.000.000 de inversión en nueva construcción de complejos de pádel entre 2009 y 2014, el negocio ligado a las infraestructuras ha movido un total de 280.000.000 euros en 2014. Una rama se entronca directamente con la otra para mover anualmente 580 millones de euros, lo que convierte a la industria del pádel en un activo muy importante para la economía española.

Por eso es el momento de dar un paso adelante y abrir nuevos mercados más allá de las fronteras nacionales. “El trabajo conjunto para la internacionalización del pádel, la regulación del mercado nacional y la realización de un estudio de mercado son las comisiones que empiezan a tener forma pero lo más importante es que hay un sentimiento común de que todo lo que queramos hacer de mejora en nuestro sector, debemos hacerlo conjunta y solidariamente con una visión a medio/largo plazo”. Estas palabras de Jesús Ballvé a los pocos días de constituirse CEIP resumen a la perfección las intenciones de la industria española en el presente y en el futuro.